Un proyecto ilusionante

Presentación

Un proyecto ilusionante

Por Augusto Ferrer-Dalmau Nieto

Augusto Ferrer-Dalmau Nieto

Como fundador de este proyecto tengo la enorme satisfacción de daros bienvenida a un sueño hecho realidad: un espacio cultural abierto, integrador e inclusivo cuyo principal fin es dar a conocer y poner en valor el arte y la historia de nuestro país.

Para conseguir este objetivo, la Fundación, en principio, va a trabajar desarrollando tres líneas de acción básicas: la “enseñanza de formación”, la “enseñanza de perfeccionamiento” y la “difusión cultural”.

Respecto a la enseñanza de formación iremos de la mano de la Universidad Antonio de Nebrija para poner en marcha un Master de Pintura Histórica. Este Master, que será único en el mundo, está generando grandes expectativas incluso a nivel internacional y su primera edición tendrá lugar el curso 2022-2023.

En lo que concierne a la enseñanza de perfeccionamiento, la Fundación patrocinará un taller de artistas donde pintores seleccionados al efecto (jóvenes promesas) podrán completar su formación y perfeccionar su técnica creando obras pictóricas (estilo clásico figurativo) bajo la dirección de acreditados y reputados maestros. En este caso hemos de confesar que no somos del todo originales pues el proyecto se inspiró en el taller Grekov de Moscú.

En cuanto a la difusión cultural la Fundación impulsará todo tipo de iniciativas encaminadas a la difusión de la cultura a través de la creación artística y del conocimiento de la historia: exposiciones, congresos, certámenes, foros, conciertos…  

El día de nuestra presentación, el pasado once de enero de 2022, nuestro presidente Don Pedro de Borbón Dos Sicilias subrayó la necesidad de proyectos como este y me voy a permitir citar sus breves y claras palabras:

«El diccionario de la Real Academia Española define la palabra necesario como aquello que “Que forzosa o inevitablemente ha de ser o suceder”.  Proyectos como la Fundación que ahora ve la luz son necesarios porque nuestro país, con su inmenso legado histórico y artístico los merece y los demanda. En España no existía nada similar y aunque en el contexto internacional hay algunas iniciativas parecidas, la nuestra aspira a ser única en el mundo por integrar en un solo proyecto la docencia universitaria, la formación ocupacional y la difusión cultural en su más amplio espectro. Se trataba de una laguna que había que cubrir SI o SI»

No quiero finalizar sin hacer una mención especial a aquellos que con su apoyo, entusiasmo e ilusión han hecho posible esta empresa. Me estoy refiriendo a los Patronos, un grupo de personas e instituciones que, aunque procedentes de muy distintos ámbitos, profesan un especial interés por el amor al arte y la historia de España.  

Augusto Ferrer-Dalmau Nieto pintando Rocroi, el último tercio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fundación Ferrer Dalmau 2022. Todos los derechos reservados. Diseñado por Fecko.